¿Por qué?

No sólo comen y duermen

No sólo comen y duermen 


“No sólo comen y duermen” porque los niños viven una gran aventura que merece la pena contar. A muchos padres se les suele hacer dos preguntas sobre su hijo: “¿Come bien? ¿Y duerme?” Parece como si no hicieran nada más. Sin embargo, lo más obvio e insignificante para muchos es algo extraordinario para el niño, y por lo tanto también para el blog.

Algunos niños son grandes comilones y buenos dormilones. Otros, ni comen ni duermen. Aún así, su corta vida no se ciñe a estas necesidades fisiológicas. Con pasión los bebés descubren el mundo desde la cuna, los brazos, el carrito, la mochila, el columpio, el coche o la bici.


 Son los protagonistas de una gran aventura. Sus padres poco más que meros espectadores. Son libres, diferentes y especiales. Crecen, juegan, hablanleendegustan, se vistenhacen reír, viajan en familia a sitios como Mallorca, una tierra maravillosa que recorre la musa de este blog, Catalina. 

Así nació No sólo comen y duermen 





Publicar un comentario