lunes, 9 de julio de 2012

Cuna-playa

El verano es lo que tiene. El calor es el que determina la frecuencia de posts de este blog y la asiduidad de visitas a las playas-piscinas más cercanas. La cabeza no funciona igual pues tiene que estar a remojo mínimo cada seis horas. Por ello, pido disculpas y comprensión tanto por la falta de publicaciones como por el contenido de las mismas.

Hoy os presento otro de los inventos prácticos que tanto me gustan del mundo de la puericultara. (Creo que crearé una sección de cachivaches para bebés).

Con un recién nacido se puede tener miedo de ir a la playa. El niño corre el riesgo de quemarse con el sol, de estar incómodo con la arena y de pasar frío si lo bañamos. Sin embargo, puede ser muy beneficioso para él escuchar el sonido de las olas mientras sus padres se relajan un rato con un baño de esos que curan todos los males. Para ello, he aquí la solución: la cuna-playa de Imaginarium. De momento, esta tienda no me patrocina el blog (cosa que no estaría mal pues su filosofía encaja mucho con la mía) pero lo cierto es que ofrece soluciones muy buenas para las familias con niños.

Cuando mi amiga Sofía va a la playa con Inés, de 3 meses y medio, no se olvida nunca la cunita. No pesa nada de nada y la niña es feliz.  

PD. Este summerBaby PARASOL suele costar 50 euros aunque ahora con las rebajas puedes ahorrarte 20. 
 

Publicar un comentario