jueves, 1 de marzo de 2012

No sólo comen, también degustan




Con un blog titulado "No sólo comen y duermen" esta nueva sección que os presento merece una explicación. 


En Ferrol, mi tierra, la cultura de la mesa es toda una religión. Es una ciudad de la Armada, donde abundan las familias numerosas cuyas ejemplares madres no suelen concebir el dar de comer a sus hijos como una carga pesada. En esta actividad cotidiana ponen creatividad, placer y amor. Mucho amor que se puede saborear en sus creaciones culinarias. 


Sus hijos no sólo comen aquello que está en el plato, también lo degustan. La diferencia entre el comer y el degustar estriba en traspasar la necesidad fisiológica de alimentarse para contemplar con los cinco sentidos los manjares maternos. Disfrutar de los placeres que se ofrecen al paladar, a las papilas gustativas, a la vista, al olfato e incluso al oído es posible también en el universo de los niños.


Mi mejor regalo de cumpleaños siempre fue la tarta que mi madre elaboraba para la ocasión. No tiene conocimientos de ingeniería, pero fabricó el tren más bonito del mundo; no es arquitecto, pero construyó la casa de chocolate de mis sueños; no es alquimista, pero con el azúcar y el huevo hace maravillas. 


Muchas de las ideas culinarias que aquí os presentaré se las deberé a las participantes del grupo de facebook "Las cocinas de Ferrol", madres admirables que disfrutan cocinando y tratando a diario a sus hijos como los comensales más ilustres de su mesa.


Espero que os guste. 
Publicar un comentario