domingo, 24 de febrero de 2013

Mallorca con niños: Sóller

Dispuestos a ir de excursión con frío pero no con lluvia. El tiempo en Mallorca altera nuestros planes y nos lleva a Sóller. Enclavado en el corazón de la Sierra de la Tramuntana, Sóller te maravilla cada vez que vas al recibirte con sus naranjos. Esta vez, por su niebla en las montañas y las sorpresas en nuestro paseo. La primera sorpresa, Gira-Sols, una tienda para niños con juguetes didácticos diseñados con mucho gusto y cariño. Ofrecen durante los fines de semana talleres de manualidades. 

Gira-sols. Tienda para niños. Sóller para niños. No sólo comen y duermen
Al salir, nos topamos con el mercat. Todos los sábados por la mañana se celebra en la Plaza del Mercado y en las calles adyacentes donde encontramos las deliciosas naranjas de Sóller, famosas en toda la isla, hortalizas de temporada, flores y plantas, productos delicatesem, ropa y este puesto de senallas. Las cestas de mimbre en Mallorca son fundamentales para la vida. Desde niños hasta ancianos pasean con una tanto en la ciudad como en el campo. Estas tan coloridas actualizan este producto que nunca pasará de moda e incluso pueden servir de alforjas para la bici.



Cestas de mimbre. Alforjas para bicicletas. Cenalla mallorquina. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

La lluvia no enturbió el ambiente en el mercado que ofrece conservas de tomates secos macerados en aceite de oliva o mermelada, como no, de naranjas de Sóller. Las niñas se sorprenden al ver pasar delante de sus narices el antiguo tren de Sóller. Lo señalan con el dedo al escuchar su "chup chup". Algunas familias optan por venir desde Palma en tren. La excursión es mil veces más emocionante. 

Tomates seco macerados en aceite de oliva del Mercado de Sóller. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

Son muchas las tiendas de la calle Luna las que nos llaman la atención, entramos y pasan y pasan los minutos: utensilios de cocina de vanguardia, ropa de diseño, vidrio... 

Can Prunera. Escalera. Casa Modernista. Modernismo en Sóller. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

El modernismo de Can Prunera nos espera pocos metros más adelante. (C/ de la Luna, 86)

Con gran ilusión nos adentramos a descubrir un museo que nos decepcionó. Una decepción estética. El Art Nouveau que decora esta casa del 1909 no nos va. A las niñas tampoco. 




Sin embargo, además de la valiosa colección de arte del XIX y XX, Can Prunera volvió locas a las niñas con sus escaleras y sus colecciones de muñecas antiguas


Encontramos muñecas antiguas para todos los gustos y sustos


La "Sencilla", con sus vestiditos de cuadros, mientras el bebé está en la cama, la "criada" mulata le ayuda a escoger modelo. 

Muñecas antiguos. Boda. Can Prunera. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

La "pomposa novia" mirándose al espejo y mirada por sus otras amigas muñecas.

Muñecas antiguos. Cama, bebé, armario, niñas y criada. Can Prunera. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

Y el "estiloso señorito" con sus chaleco y boina de fieltro a juego con los ojos y la corbata.


Muñecas antiguos. Can Prunera. Sóller para niños. No sólo comen y duermen

Abren de martes de domingo de 10:30 a 18:30.

Publicar un comentario