sábado, 20 de abril de 2013

En familia: Alicia y Jesús o el tesoro de tener un hermano

Jesús y Alicia, acurrucaditos © Jesús Lens. No sólo comen y duermen

Os presento a Alicia y a Jesús. Jesús tiene cinco años. Es el mayor de tres hermanos. Alicia es la pequeña. Dentro de un mes cumplirá un año.

Cada mañana antes levantarse, Alicia y Jesús pasan 10 minutos acurrucaditos en la cama. Así comienzan la mañana. Después viene el desayuno, el cole y todo lo demás. Desde que Alicia cumplió los cinco meses disfrutan de lo que ya se ha convertido en una gran costumbre, su primera costumbre de hermanos. Y observarles es una delicia. ¡Cuánta tranquilidad!  

Serán muchos los momentos que Alicia y Jesús pasarán juntos a lo largo de su vida. Tal vez se peleen, tal vez se separen, tal vez no se vean en muchos años pero siempre serán hermanos. La sangre les une y mucho más. Los hermanos son compañeros únicos de nuestras vidas pues nos conocen tal y como somos desde la cuna. 


Alicia, a punto de cumplir el año, ya sabe que Jesús, su hermano mayor, estará siempre para protegerle, para aconsejarle y para achucharle. Y Jesús, consciente de su responsabilidad, ya sabe disfrutar de su hermana pequeña, de su personalidad, de su cariño y de su compañía. 

----------------------------
 
Curioso leer cómo la Wikipedia a la hora de definir el concepto de "hermano" se fija en el aspecto "conflictivo" de la convivencia entre hermanos y no dedica ni una línea al amor que pueden tener las personas "genéticamente emparentadas". 
Creo que muy pronto entraré a editar este artículo de la gran Enciclopedia Libre (Wikipedia)


----------------------------



Artículo relacionado: Cine en familia: El pequeño Nicolás


Publicar un comentario