miércoles, 11 de abril de 2012

Bicicleta con paquete


Na' más cumplir los 10 meses, a la bici. No sé si está regulada la edad para ser paquete de bicicleta. Poco importa ya. El bebé mantiene desde hace meses la cabeza erguida, cuenta con una consistencia corporal interesante y con ocho kilos de peso con lo que es imposible que salga volando. 

En Palma de Mallorca la alegre primavera invita a saborear su Paseo Marítimo, el Parc de la mar, la playa y el Portitxol. Kilómetros y kilómetros de litoral con carril bici y vistas a la Bahía, a la Catedral y a las montañas que rodean la ciudad. Un paisaje que merece ser disfrutado por madre e hija tras el intenso invierno de novata maternidad.

Ha sido el día más relajante de estos diez meses que me demuestra una vez más que el bebé no quita libertad. Compartimos paseo con muchos deportistas. A tres de ellos, mientras corrían al mismo ritmo que mi pedaleo, les pregunté: "Disculpen, ¿está bien mi hija?" Ellos al entender mi preocupación me contestaron: "¡De maravilla! La próxima vez compre como yo un retrovisor para bicis en Decathlon y así podrá comprobarlo usted misma".

La próxima vez el bebé llevará casco, la bici retrovisor y yo otra gran sonrisa.
Publicar un comentario