domingo, 15 de abril de 2012

No te asustes

En este post trataré un asunto poco agradable pero para mí tan curioso que merece ser comentado para evitar posibles sustos paternos. 

Ayer una amiga me preguntó: "¿Tu hija tuvo la regla pocos días después de nacer?" Se me abrieron los ojos de par en par y, entre risas le contesté: "¡No! ¿Cómo va a tener la regla?" Otras madres presentes en la tertulia se sorprendieron como yo y contentaron también con negativas. Sin embargo, nuestra amiga nos comentó que su hija la tuvo y que no se asustó porque le habían advertido en el hospital

No se trata de algo anormal. Algunas niñas recién nacidas pueden sangrar durante algunos días tras su nacimiento. La explicación de este fenómeno es una transferencia de estrógenos de la madre a su hija. Un elevado nivel de estas hormonas femeninas durante el embarazo causa un ensanchamiento del útero del bebé y pérdida posterior de sangre.

Pero hay más. Según algunos foros especializados, el pecho de la niña puede hincharse e incluso producir leche. ¡La naturaleza no deja nunca de sorprenderme!

Publicar un comentario