jueves, 18 de octubre de 2012

Bus-VAO baby

Maniquí en el BUS-VAO  Ella hoy es noticia. Sorprendido un conductor circulando con un maniquí para ir por el Bus-VAO de la A-6. Estilosa con foular y gafas de sol, con el cinturón de seguridad puesto, seria y pensativa, nuestra protagonista, no mira a su novio-marido. Tal vez le falte cariño o respeto. La actitud corporal de él, tranquilo y con los brazos relajados en pausa, nos inspira un hombre encantado de pasearse por Madrid con una mujer-muñeca que no dice nada porque, simplemente, no puede.
Al parecer la Guardia Civil también ha detectado Vehículos de supuesta Alta Ocupación con muñecos hiperrealistas de bebés en su silla de coche homologada. Bebés bien vestiditos y con juguetes movibles para "distraerse" pero con una inmovilidad tan  sospechosa como la de nuestra querida maniquí

Muñeco hiperrealistaLlevar un bebé en el asiento de atrás no es como llevar un paquete que lo dejas y te olvidas de él hasta que tienes de nuevo que cargarlo. Cuántas veces hay que echarse para atrás para darle el chupete, cuántas torsiones para coger una galletita, cuántas canciones que cantar y recantar, cuántas miradas por el retrovisor para comprobar que todo va bien, cuántos gestos aparentemente absurdos.

En definitiva, ¡cuánta movilidad al volante para mantener a nuestro hijo en la sillita! Una movilidad que demuestra que en el asiento de atrás hay mucha pero que mucha vida

Publicar un comentario