domingo, 9 de diciembre de 2012

Huele a Navidad







Por María 
 18 años
Colaboradora y canguro 
de No sólo comen y duermen


Hoy en Nueva York hemos tenido un día gris. Día de chirimiri que, en algunos momento, se ha convertido en diluvio universal. Típico día para quedarse en casa con palomitas, sofá, manta y chimenea. Pero hoy no tocaba el plan manta + sofá. Tocaba hacer de canguro de mis primos y cumplir los deseos de Álvaro

Tras tanto "Mamá, ¿cuándo ponemos las Christmas lights?", Álvaro lo ha conseguido. Ha llegado el día. Llega la Navidad con sabor a mazapán... y a parte de un buen turrón, es esencial una bonita decoración. 


Arnol de navidad y luces de navidadAunque aquí se ve mucho pino natural, nosotros hemos optado por el lado práctico. En vez de subir el Chirstmas Tree al coche y recoger las hojas durante toda la Navidad, hemos optado por el  'pino empaquetado',  ese que Navidad tras Navidad subimos del trastero con una ilusión tremenda y, aunque parece misión fácil, abrir ramita a ramita es trabajo de chinos. 

Arnol de navidad y luces de navidadEn treinta minutos lo que era un paquete lleno de ramas, se ha convertido en un súper árbol de Navidad. Mis primos, que son más listos que nadie, decidieron esperar sentados viendo como la canguro se dedicaba a montar su Christmas tree. Ellos ya se encargarían de ponerlo bonito. Álvaro fue el especialista de los bolas rojos, Beatriz, de las dorados y la canguro, de procurar un reparto equilibrado de los adornos. Evitando pues que no haya cinco bolas en una rama,y cero en dos, nos ha quedado un Christmas Tree con sus Christmas lights monísimo. 

Desde la Ciudad que nunca duerme, María Hidalgo para No sólo comen y duermen.
Publicar un comentario