lunes, 30 de enero de 2012

Bebé-maleta



Hay que mentalizarse cuando se viaja solo con un bebé. A pesar de que muchos hombres y mujeres de buena fe te ayudan durante la aventura, no son pocas las situaciones en las que hay que apañarse solo.

Por eso, conviene preparar un equipaje lo más austero posible. Una mochila será el bolso de mamá, la bolsa del niño y la maleta de los dos. Ropa y calzado cómodos que podamos reciclar a lo largo del fin de semana; dos potitos, un biberón, los pañales y toallitas contados, apiretal, leche y cereales en tarritos de viaje, neceser y dos mudas completan el equipaje.   

Con tarjetas de embarque y DNIs bien a mano, habrá que pasar por el control de seguridad. Menos mal que no llevamos botas porque nos obligarían a quitárnoslas pese a tener un bebé en brazos. Antes de pasar el arco, toca plegar la silla e introducirla con mochila y abrigos en el escáner. Pitamos. Saca la silla, ábrela y coloca al bebé. Chequeo, no vaya a ser que lleves droga o alguna pistola. "Todo bien, ya puede recoger sus abrigos y equipaje".

Ante tanto ajetreo no está de más llegar con tiempo al aeropuerto. De esta manera podremos tener la prioridad de embarque que muchas compañías no conceden a los pasajeros con niños. Tras la espera, toca subirse al avión. Antes, vuelve a coger al bebé y a plegar la silla. 

El viaje del niño en nuestro regazo puede ser desde una bendición a una tragedia. La diferencia estriba en el grado de somnolencia versus histeria del niño. Su llanto puede provocar el embarazo más incómodo de los últimos meses y para ello también es bueno mentalizarse. 

Pero el remate con el que muchos no cuentan llega tras el aterrizaje. La silla del bebé no espera a la puerta del avión. En aeropuertos como en el de Madrid obligan recogerla en la cinta de equipajes que, a veces se encuentra en otra terminal. Hasta llegar a ella, carga que te carga con el bebé, la mochila, los abrigos, el llanto y el cansancio. 


PD. Animo pues a todos los que sufran como yo vuelos con bebés reclamen al aeropuerto para que nos entreguen la silla a la salida del avión. 
Publicar un comentario